Marina Fernández

Gymnast | Dancer

Biografía

Portada 3

Deporte, danza y arte… 3 términos que envuelven mi vida a diario y durante los 24 años que tengo.

Nací prácticamente en un pabellón, viendo competir a mis hermanas desde la barriga de mamá sin saber que aquello iba a ser mi futuro, la gimnasia rítmica.

Crecí viéndolas, intentando imitar aquellos movimientos que hacían, queriendo desde bien pequeña ser como ellas, observando y adquiriendo conocimientos sobre este deporte apenas sin darme cuenta.

Fue a los 6 años cuando me inicié en este deporte y rápidamente empezaron las primeras competiciones, así como mis primeros y pequeños logros. 3 años más tarde el cuerpo me pedía más, mayor dificultad, más desgaste, más horas, más riesgo y mis padres me llevaron junto a mi hermana Pilar al Club Muntanyenc de Sant Cugat, con el que estuve ligada hasta el final de mi carrera deportiva. Allí empecé a competir a nivel nacional, primeros Campeonatos de España, objetivos mayores, más exigencia e implicación. Todo era una evolución, fui pasando por manos de diferentes entrenadoras que llegaron al club y de todas pude aprender y adquirir nuevas técnicas, elementos, trucos y consejos que me ayudaron a crear mi futuro como gimnasta.

Con 11 años tuve la suerte de pasar a formar parte de la Selección Catalana y ser becada en el Centro de Alto Rendimiento Deportivo de Sant Cugat bajo las órdenes de Iratxe Aurrekoetxea. Digo suerte porque poder formar parte de ello es un lujo, se vive por y para el deporte, se respira disciplina, esfuerzo, ilusión, sacrificio y sueños, muchos sueños por lograr.

Desde aquel momento mi rutina cambió, mi día a día se basaba en los entrenamientos. Prácticamente vivía allí, estudiaba, comía, entrenaba, tenía servicio de médicos, fisioterapia, nutrición, todo en el mismo centro.

Iratxe me formó, me hizo como gimnasta y en gran parte como la persona que soy a día de hoy, ya que me inculcó grandes conocimientos y valores y logró sacar mis mejores resultados a nivel individual. Me rodeé de grandes referentes y compañeras, viví el deporte de élite en mi piel, a diario, con todo lo que conlleva, aprendí a conocer mi cuerpo hasta puntos extremos, a cuidarme a mi misma, a controlar mi mente…

Fueron 8 temporadas las que pasé allí, 7 horas diarias de entrenamiento, poco descanso y mucho trabajo físico y mental. Gracias a ello alcancé el pódium nacional durante 8 años consecutivos además de hacerme un pequeño hueco en el panorama internacional y poco a poco competir con frecuencia en el extranjero.

A los 17 años, y ya representando a mi país como miembro del Equipo Nacional llegó mi primer Campeonato de Europa, Copa del Mundo, Juegos del Mediterráneo y Mundial absoluto. 2009 fue un año mágico, un salto, una lanzadera. La gimnasia rítmica se había convertido en mi trabajo, mi dedicación, mi pasión. Así seguí hasta 2011, compitiendo, viajando, entrenando, hasta que llegó el momento en que creí que mi vida como gimnasta necesitaba un cambio. Lesiones y situaciones personales me hicieron tomar la decisión de marchar a Madrid y dejar de ser una gimnasta individual para probar con algo nuevo, el conjunto.

Ya en el Centro de Alto Rendimiento de Madrid y tras un periodo alejada de la competición para poder adaptarme a esta nueva modalidad, nuevo equipo, nueva entrenadora, fue en 2012 cuando entré como titular en el equipo y empezamos a competir. 2013 fue un año fuerte, de medallas, de disfrute. Como equipo llegamos al podio en todas las ocasiones hasta alcanzar el Oro en la Copa del Mundo de Lisboa, fue un momento indescriptible, lo más alto del podio, el himno y la recompensa al esfuerzo de tantos años.

Entonces llegó el momento de mi retirada, en agosto de 2013. Tantos años ligada a este deporte, viviendo con ello a diario, pensando y soñando con gimnasia rítmica llegó a su fin.

Era momento de buscar nuevos caminos, retomar los estudios que tuve que dejar por incompatibilidad con los entrenamientos, probar aquello que por falta de tiempo nunca había podido hacer. Comencé a trabajar con relación al mundo de la moda, en colaboraciones con marcas, catálogos o campañas, me matriculé en derecho, grado con el que sigo actualmente y me encanta, sueño con una vida de jurista;), y si algo tenía claro es que deseaba bailar, formarme en la danza y así fue. Tuve la oportunidad de entrar a formar parte del equipo Dreamcheers, cheerleaders oficiales del F.C. Barcelona, dirigido por Eva Martínez, y actualmente sigo bailando con ellas, disfrutando y aplicando también aquello aprendido en la gimnasia, acudimos a muchos eventos deportivos, empresariales, giras con la Selección Española de Baloncesto y damos nuestro máximo apoyo a nuestro equipo, el Barça, en nuestra casa, “Palau Blaugrana”. Es un sin parar de experiencias nuevas que me motivan a diario para seguir disfrutando con este equipo.

Ahora que ya me conocéis un poquito más, os invito a seguir más de cerca mi día a día desde este pequeño lugar y a través de mis redes sociales. Espero seguir con mucho trabajo y proyectos relacionados con este apasionante mundo, sin duda no voy a dejar de luchar por ello.

Gracias…

wordpress themes free download